Información sobre el Coronavirus (Covid-19): Cómo proteger tu hogar y a tu familia.
Anuncio
Cif

Cómo limpiar sillas tapizadas

Recomendaciones sencillas para ayudarte con la limpieza de sillas tapizadas

Actualizado

Silla de comedor tapizada

Con todo el tiempo que pasamos en casa durante la cuarentena, es normal que hayamos empezado a notar la suciedad en objetos, muebles y superficies, que no solíamos incluir en nuestra limpieza habitual del hogar. Las sillas de comedor tapizadas son uno de esos objetos que pueden pasar desapercibidos durante meses antes de que alguien decida darles una merecida limpieza.

Si querés optimizar el tiempo en casa y aprovechar para enfocarte en la limpieza de sillas tapizadas, no dejes de leer estos métodos de limpieza para los tapizados más comunes, los cuales van a poner tus sillas a relucir de nuevo.

Sillas tapizadas con gamuza

  • Para este tipo de tapizado, lo mejor es empezar usando un cepillo para gamuza. Si no tenés un cepillo, no te preocupes, podés hacerlo con un pedazo de toalla seca que ya no utilices. Frotarlo sobre la mancha te ayudará a desprenderla y a limpiar la silla más profundamente. 
  • Luego podés mezclar en una fuente ¼ de taza de agua y ¼ de taza de vinagre y aplicarlo suavemente con un trapo, sin frotar, sobre la mancha.. Dejalo actuar unos minutos. Te recomendamos primero probar en una zona no visible
  • Finalmente, con otro paño seco, extraé el excedente de agua.

Sillas tapizadas con cuero

Por suerte el cuero suele ocultar mucho más las manchas comparado con otros tapizados.  Sin embargo, también tiene sus cuidados y particularidades a la hora de limpiarlo.

  • Podés comenzar por retirar el polvo con un trapo húmedo.
  • Luego, mezclar en un bowl agua templada con algún jabón en barra. Humedecé un trapo y pasalo sobre el cuero suavemente. Se recomienda probar primero en un área poco visible para verificar que no se daña la superficie.
  • Otra opción que no te va a fallar es utilizar un limpiador específico para cuero. En ese caso, lo mejor será aplicarlo siguiendo movimientos circulares y siempre respetando las instrucciones del fabricante. 

Para más consejos sobre cómo limpiar cuero, te recomendamos leer el siguiente artículo

Anuncio

Cif

Sillas Tapizadas con terciopelo

Es indudable que el terciopelo, por la delicadeza de esta tela, suele ser uno de los materiales con el cual hay que tomar más precauciones a la hora de limpiar. 

Independientemente del método que elijas, para esta tela es recomendable siempre probar en un área no visible primero para así evaluar su eficacia y evitar daños. 

  • De ser posible, pasá un cepillo suave para eliminar lo máximo posible la suciedad y pelusas. 
  • Si aún quedan manchas, podés usar algún jabón en polvo o líquido para ropa delicada. Mezclalo con un poco de agua tibia y aplicá la espuma que se va generando con una esponja. Dejá que se seque unos minutos y luego pasale un trapo seco o cepillo para extraer la mancha.
  • Otra opción es mezclar dos cucharadas de bicarbonato de sodio con el jugo de un limón. Nuevamente, solo vamos a usar la espuma que se va creando. Aplicala usando una esponja y dejala actuar un minuto. Secala con un trapo que no deje pelusas.  

Sillas tapizadas con lino

El lino es una tela que se ha usado durante muchos siglos por varias civilizaciones. Ha sobrevivido tanto tiempo no solo por la perdurabilidad incuestionable de su material sino también por la facilidad a la hora de limpiarlo. Para limpiar sillas de tela de lino te recomendamos lo siguiente:

  • Al ser de fibra natural, se puede lavar a mano utilizando un trapo húmedo. Mezclá agua con algún jabón para ropa delicada. Limpialo usando movimientos circulares y dejalo secar.
  • Para eliminar olores en el lino, podemos esparcir una capa de sal y dejar que absorba el olor. Luego podemos retirarla con una aspiradora o con un cepillo.
  • Para las manchas más complicadas, como el vino, podemos aplicar la mezcla de bicarbonato y limón que mencionamos anteriormente: mezclar dos cucharadas de bicarbonato con el jugo de un limón. Esta vez podés usar también el líquido, no solo la espuma. Aplicalo usando un trapo de algodón y dejalo que se seque unas horas.

Siempre que tu tapizado lo permita, podés optar por extraerlo y lavarlo en el lavarropas con un jabón para ropa delicada y siguiendo las recomendaciones del fabricante. 

Limpiar la tapicería de las sillas del comedor regularmente no solo aliviará tu trabajo, sino que además será tu aliado a la hora de asegurar la durabilidad de tus materiales. ¡Quizás duren tanto como el lino en las tumbas de las momias egipcias!

Publicado originalmente