Información sobre el Coronavirus (Covid-19): Cómo proteger tu hogar y a tu familia.

¿Cómo lustrar una puerta de madera? Limpiá y reviví tu puerta

Devolvele el brillo a tus puertas de madera

Actualizado

Cómo lustrar una puerta de madera correctamente

Aunque no siempre nos fijemos en ellas, las usamos a diario: las puertas son uno de los elementos más importantes del hogar. Desde la entrada de casa, nos dan la bienvenida y son la primera impresión de nuestro nido. Ellas dividen nuestro espacio vital en habitaciones funcionales.

A pesar de interactuar constantemente con ellas, las puertas pueden pasar desapercibidas, faltándole el cuidado que merecen.

Aprendé con estos tips cómo lustrar una puerta de madera para devolverle su brillo original, así como los cuidados esenciales para su limpieza y cuidado.

Cómo limpiar una puerta de madera

Las puertas están expuestas a toques y roces frecuentes, además del polvo, la grasa (en la cocina) y la humedad (en el baño). Para mantener la madera como nueva, es necesario limpiar la puerta adecuadamente. Incluso podrás llegar a notar que la madera recupera su color original.

1. Quitá el polvo acumulado

El primer paso de limpieza de toda superficie de madera es eliminar el polvo: además de levantar el polvo, las telas de arañas y otras partículas, podrás constatar enseguida si algún área requiere un cuidado particular (rasguños, impactos, barniz o pintura deteriorada).

Usá un trapo de microfibra húmedo (o un plumero), y pasalo suavemente por toda la puerta. Recordá también limpiar los costados y el marco de la puerta. Recomendamos quitar el polvo con regularidad (semanalmente), para evitar que la suciedad se acumule, y le quite brillo a la madera.

2. Limpiá la superficie

En el caso de que la superficie de la puerta esté sucia con manchas, huellas y grasa, podés recurrir a un poco de detergente de cocina y agua tibia. Mezclalos en un recipiente, hasta generar espuma.

Limpiá la puerta con la espuma de jabón y una esponja no abrasiva, que evitará rayones o daños en la pintura de la puerta. Sólo usamos la espuma, ya que el agua puede dañar la madera. Terminá la limpieza, pasando un paño húmedo para retirar todo depósito de jabón, y un paño seco para secar bien la madera.

Si necesitás otros consejos acerca de cómo limpiar madera sucia, podés consultar esta nota.

Cómo limpiar una puerta de madera sucia con productos naturales

Si preferís usar productos naturales para la limpieza de las puertas de madera, te recomendamos probar:

  • Jabón a base de aceite: este tipo de jabón es ideal para el cuidado de la madera, ya que el aceite rehidrata el material
  • Aceite de oliva y vinagre: mezclá media taza de cada, y aplicá la solución con un trapo de algodón suave, en gestos circulares. Esta solución limpia y lustra (el aceite hidrata y el vinagre es un óptimo limpiador), y conviene en particular para las maderas que están muy estropeadas.
  • Limón y aceite vegetal: esta receta casera combina el jugo de un limón con medio litro de aceite.

Recordá siempre limpiar la madera con movimientos circulares y en dirección de la veta de la madera. Luego, pasá otro paño limpio para retirar cualquier exceso de líquido, y dejá secar.

Para tips específicos según el tipo de madera (por ejemplo, cómo limpiar madera sin barnizar), te podría interesar nuestra guía para limpiar muebles de madera rápido.

Cómo lustrar una puerta de madera

Una vez limpia la madera, debés proteger tu puerta aplicando un acabado o cera. Este tratamiento le devuelve brillo y carácter al material.

Cómo lustrar madera a mano: aplicá el producto rociándolo (si es spray) o con un trapo de algodón suave, y frotando siempre la superficie en movimientos circulares.

Antes de lustrar toda la puerta, siempre probá el producto (que sea cera, aceite o spray) en una zona pequeña de la puerta para verificar que no dañe el acabado de la madera.

En función del tipo de madera, podés escoger un producto específico para el lustrado:

  • Cera para muebles: aplicá la cera líquida gradualmente, y pulí enseguida el área. Frotá la puerta con un paño limpio, en círculos pequeños.
  • Productos específicos para madera: verificá que tienen aceite de silicona para la protección de la madera. Seguí las instrucciones del envase.
  • Sal de limón (ácido oxálico): combinado con vinagre, podés usar sal de limón para limpiar madera y devolverle el brillo a la puerta. Mezclá tres cucharadas de sal de limón con una de vinagre blanco. Aplicá la mezcla homogénea sobre la superficie, y frotá con un trapo seco. Dejalo secar bien.
  • Vaselina: hidrata fácilmente la madera. Para pulir la puerta, frotá con un paño seco. ¡Verás instantáneamente el brillo!

¿Buscás otros consejos sobre cómo lustrar madera? ¡Descubrí nuestra guía para lustrar los muebles de madera!

Publicado originalmente