Unilever logo
Cleanipedia logo
¡Suscribite acá! Accede a beneficios y descuentos para comprar los mejores productos. Cleanipedia, tu aliado en el hogar.

Guía fácil para saber cómo pulir pisos de mosaico

Los pisos de mosaico son una excelente elección para la casa por su durabilidad. Pero ¿sabías que con el correcto cuidado se pueden ver como nuevos por muchos años? En esta guía te explicamos cómo pulirlos y limpiarlos correctamente para conservarlos bien.

Actualizado Escrito por Juan José Mateo

Cómo pulir pisos de mosaico correctamente

En la decoración de los ambientes de una casa, la apariencia del piso es uno de los elementos fundamentales para que nuestro hogar sea agradable, armonioso y lindo. Por eso los pisos de mosaico son una opción inmejorable para dar un toque distinto. Sin embargo, existen muchas dudas sobre cómo pulir pisos de mosaico correctamente y realzar su brillo.

Con esta guía respondemos todas tus dudas y te damos consejos para lograr unos pisos limpios y brillantes.

Necesitará:

  • Cepillo
  • Trapo
  • Balde
  • Vinagre
  • Agua
  • Soda
  • Bicarbonato de sodio

Anuncio

Hogar Cif Ala

Cómo pulir un piso de mosaico a mano

Aunque parezca que debés tener una máquina para pulir los pisos, lo cierto es que podés hacerlo con tus propias manos y productos que solés tener en casa:

  1. Combiná el agua y el vinagre.

    La proporción es ¼ de taza de vinagre blanco en un litro de agua tibia. Si la superficie está muy sucia, podés aumentar la cantidad de vinagre.

  2. Usá un cepillo para las zonas más complicadas.

    Aunque el vinagre es un gran desengrasante natural, es posible que necesites el uso de un cepillo para las zonas más complicadas.

    En caso de que el piso no esté tan sucio, con un trapo bastará.

  3. Y si no funciona, echá mano del bicarbonato de sodio.

    En las juntas suele juntarse mucha suciedad y en ocasiones el vinagre no es suficiente. Si es tu caso, creá una pasta a partir de agua y bicarbonato y aplicala en las zonas más sucias. Luego limpialas con agua.

    Nunca mezcles vinagre y bicarbonato de sodio en el mismo recipiente, ya que su combinación genera gases que pueden dañar la piel, garganta, los ojos y las vías respiratorias.

  4. Llená un balde con soda para el abrillantado.

    Usá un trapo limpio para pasar la soda por encima del piso de mosaico. Terminará de pulir la superficie y dejará una terminación brillante.

Ya sabés cómo pulir pisos de mosaico, tan solo tenés que seguir los anteriores pasos. Si querés saber cómo desinfectar los pisos, te recomendamos leer nuestra publicación Cómo desinfectar pisos: guía de limpieza completa.

Cómo limpiar mosaicos percudidos

Limpiar mosaicos percudidos en casa es muy sencillo: no necesitarás productos ni maquinaria costosa, podrás hacerlo en pocos pasos y sin complicaciones.

  1. Hacé una pasta con bicarbonato de sodio. Mezclá dos cucharadas de bicarbonato de sodio con un poco de agua hasta que se forme una pasta (de una textura parecida a la de la pasta de dientes).

  2. Aplicá la pasta sobre la parte que querés limpiar del piso de mosaico. Dejala actuar durante una hora, al menos, para que ablande la suciedad acumulada.

  3. Pasá la esponja y remové la suciedad que queda. Luego pasale un trapo seco o ligeramente húmedo para asegurarte de eliminar los restos completamente.

  4. Limpiá de nuevo, esta vez con vinagre. Combiná ¼ de vinagre con un litro de agua y usá una esponja para pasar la mezcla por encima de los pisos de mosaico.

  5. Enjuagá todo. Limpiá los pisos de mosaico con agua caliente para eliminar los rastros de residuo y terminá de aclarar con un trapo húmedo.

Con estos cinco pasos, limpiar pisos percudidos será muy fácil a partir de hoy. Por otro lado, si también querés saber cómo se limpian otro tipo de pisos, te recomendamos leer nuestra guía Cómo limpiar pisos de cerámica.

Cómo limpiar mosaicos manchados

Para limpiar pisos de mosaicos manchados, seguí estos sencillos pasos:

  1. Mezclá detergente y agua. Unos 100 ml de detergente por cada litro de agua. En Cleanipedia recomendamos el uso del Cif Bio Active, que trae una fórmula más concentrada garantizando el máximo rendimiento.

  2. Sumergí la esponja. Y frotá los mosaicos en forma circular.

  3. Usá también un cepillo de cerdas duras. Para las partes con mayor suciedad.

  4. Enjuagá el piso. Procurá eliminar cualquier resto de detergente de la superficie.

Cómo encerar pisos de mosaicos

Encerar pisos de mosaico proporciona una capa protectora al piso que facilita su limpieza en el futuro, aparte de suponer una protección extra contra las manchas. Te contamos el paso a paso para encerar tu piso de mosaico:

  1. Mezclá vinagre y cremor tártaro en un balde. Combinalos bien dentro, agitando de vez en cuando para que se unan bien.

  2. Usá un cepillo para refregar. Hacelo encima del piso de mosaico, refregando con fuerza hasta eliminar la capa de cera anterior.

  3. Usá un trapo para retirar los restos. Procurá que esté húmedo para asegurarte de quitar la suciedad.

  4. Llená el balde de agua y dos chorros de limpia pisos. En Cleanipedia recomendamos el uso de Cif Pisos 4 en 1 Lavanda, que tiene cuatro beneficios: otorga una máxima limpieza, una fragancia duradera, un brillo reluciente y su fórmula permite que su uso sea sin enjuague.

  5. Pasá el trapo por todo el piso de mosaico. Asegurate que quede bien limpio. Si usás el Cif Pisos 4 en 1 Lavanda, no es necesario enjuagar.

  6. Una vez esté seco, toca aplicar la cera. Aplicá una primera capa con el trapo, dejala secar, y luego aplicá una segunda capa. Una vez que la segunda esté seca, ya podrás colocar todo en la habitación.

Cómo has comprobado, encerar pisos de mosaico no es nada complicado si seguís los pasos idóneos. En caso de que también necesites consejos para limpiar un piso de parquet, te recomendamos leer nuestra guía completa llamada Cómo limpiar parquet correctamente.

Preguntas frecuentes sobre cómo pulir pisos de mosaico

¿Cómo dar brillo a los pisos de mosaico?

La mejor forma de abrillantar pisos de mosaico es limpiar con una solución de agua y vinagre; luego usar un cepillo para remover la suciedad de las zonas complicadas; en caso de que la suciedad no se elimine con el vinagre, hacer una pasta con bicarbonato de sodio y agua y aplicarla en la zona sucia; y por último, enjuagar el piso y aplicar soda, que será la que le dé el toque brillante. Un proceso sencillo y muy económico.

¿Cómo pulir un piso de granito en forma casera?

El primer paso es combinar vinagre y cremor tártato en un balde; luego debés usar un cepillo de cerdas duras para refregar la suciedad del mosaico (y eliminar la capa de cera anterior); luego habrá que usar un trapo para retirar los restos, antes de pasar un trapo con agua y limpia pisos (en Cleanipedia recomendamos Cif Pisos 4 en 1 Lavanda); volver a enjuagar el piso y, por último, aplicar la cera (al menos dos capas).

¿Cómo pulir pisos de mosaico viejos?

Los pisos de mosaico se pueden pulir a mano sin ningún problema: tenés que empezar limpiando con vinagre y agua; luego usar un cepillo de cerdas duras para remover toda la suciedad (fijate en que la solución de agua y vinagre te sirva, si no siempre podés aplicar una pasta hecha con bicarbonato de sodio y agua); y por último, enjuagar com agua y, cuando esté seco, pasar un trapo con soda. Este último paso será el que le dé el abrillantado que buscabas. Todo con pasos muy sencillos y sin productos químicos y/o costosos.

¿Cómo limpiar mosaicos percudidos?

Seguí estos cinco pasos: primero creá una pasta hecha de bicarbonato y agua; luego aplicá esta pasta a la parte del piso de mosaico que quieras limpiar; pasá la esponja y remové la suciedad que se haya ablandado, luego enjugá; volvé a limpiar la zona, esta vez con agua y vinagre; y, por último, enjuagá todo asegurándote que no queden restos de vinagre o bicarbonato de sodio. Cómo podés observar, no necesitarás maquinaria ni productos químicos para realizar la limpieza de mosaicos.

Publicado originalmente