Cómo limpiar una chimenea rápidamente en 15 minutos

¿Querés enterarte de todos los secretos de la limpieza de chimeneas? No te pierdas este artículo para descubrirlos.

Las chimeneas son una gran herramienta en muchos hogares gracias a su practicidad y elegancia. Mantenerlas limpias no solo ayuda a que se vean bien, sino que también permite reducir el riesgo de obstrucciones y mantener su seguridad. Seguí estos consejos para una rápida limpieza de chimeneas.

 

Es importante barrer y limpiar la chimenea regularmente con un limpiador con rociador, como Cif Antigrasa, para garantizar que no se acumulen sustancias tóxicas, y para que tu casa se vea limpia y ordenada.

Cómo limpiar una chimenea paso a paso:

En primer lugar, tenés que elegir bien los materiales y tomar las medidas de seguridad adecuadas cuando te propongas limpiar la chimenea, para evitar accidentes. No te pierdas esta guía paso a paso para limpiar la chimenea y disfrutarla cada vez que quieras sentir el calor del hogar.

  • Aseguráte de cubrir el suelo con papel de diario, y de proteger el área alrededor de la chimenea.
  • Cubrite la nariz y la cara para no aspirar las cenizas. Recordá usar guantes y prendas de vestir viejas para trabajar.
  • Empezá el proceso de limpieza barriendo las cenizas con la ayuda de un cepillo y una pala.
  • Rociá toda la chimenea con un limpiador multiuso, como el Cif Antigrasa. No te olvides de leer las instrucciones de uso incluidas en el envase. Si la chimenea tiene manchas leves, déjalo actuar por 15 minutos, pero si las manchas son rebeldes, podés dejarlo 30 minutos.
  • Eliminá los residuos de la chimenea con la ayuda de un paño multiuso, como Cif Paños Ballerina Multiuso Antibacterial, mojado en agua tibia.
  • Si quedan manchas en la chimenea, formá una pasta con tres cucharadas de un producto para la limpieza de lavavajillas, como Cif Active Gel Limón Verde, y media taza de bicarbonato de sodio y aplicalo sobre el área.

 

Cómo limpiar chimenea de leña:

Elegir el tipo de leña adecuado te ayudará a que la limpieza de chimeneas de leña sea más fácil. Las maderas duras como el roble tardan más en quemarse y permiten el correcto funcionamiento de tu chimenea. En cambio, las maderas blandas se queman más rápidamente y generan menos calor. Asegurate de que la leña que uses esté bien seca. Si está mojada, va a generar mucho humo pero pocas llamas.

Por otro lado, no te olvides de eliminar las cenizas de la chimenea al menos una vez por semana. Esto ayuda a que el proceso de limpieza de chimeneas de leña sea más sencillo. Las cenizas deben estar bien secas antes de aspirarlas o barrerlas.

¡Ya sabés todos los trucos para limpiar tu chimenea! No dejes de seguirlos para que funcione correctamente y se vea implecable.

  • Cubrí el piso alrededor de la chimenea con papel de diario para que no se ensucie.
  • Usá ropa vieja y guantes para trabajar.
  • Quitá las cenizas y la basura con un cepillo.
  • Limpiá la chimenea con un paño húmedo y un producto como el  Cif Antigrasa.
  • Dejá que el producto actúe en las manchas de 15 a 30 minutos.
  • Quitá el excedente del producto con un paño limpio y secá la chimenea.