Cómo limpiar el baño

Es importante que el baño esté siempre higiénico. Si incorporás una rutina de aseo diario, vas a deshacerte de todos los gérmenes. ¡Cliqueá acá y leé esta guía!

El baño es uno de los cuartos del hogar que requiere un gran cuidado y limpieza. Si lográs incorporar una rutina de aseo frecuente para los muebles, pisos y paredes, conseguirás que el moho y los gérmenes dañinos no se acumulen en ningún sitio. A continuación, te indicamos algunos métodos sobre cómo limpiar el baño que te van a resultar  muy prácticos en la vida cotidiana.

Recordá: antes de aplicar cualquiera de estos métodos, realizá siempre una prueba en una superficie poco visible. Como existe una gran variedad de soluciones de limpieza multiuso para el baño, en caso de combinar  estos métodos con productos comerciales, se recomienda leer y seguir las instrucciones de la etiqueta y no olvides usar guantes para proteger tus manos.

Los productos comerciales son perfectos para limpiar el baño. Algunos, como el Cif Power Cream Baño, pueden usarse para la limpieza del baño completo. Sin embargo, se recomienda probar el producto antes de su empleo en una franja poco visible y siempre leer y seguir las instrucciones de la etiqueta.

Cómo eliminar las manchas del baño

Acá te presentamos algunos consejos prácticos sobre cómo eliminar el sarro del baño, las manchas de agua y otros depósitos de suciedad en el inodoro, el lavatorio  y las canillas.

Inodoro

  • Podés limpiar el exterior del inodoro con un paño humedecido en un jabón multiuso o una toalla desinfectante desechable. Esto va a eliminar el polvo y otros rastros de suciedad.
  • Para mantener fresco y limpio el interior del inodoro, resulta útil añadir una pastilla
  • También podés limpiarlo con un poco de lavandina o con una solución de vinagre, agua caliente y sal gruesa.
  • Sea cual fuera el producto que elijas o utilices, dejalo siempre actuar y utilizá un cepillo para inodoro para fregar su interior. Siempre se aconseja cerciorarse de que el producto no cause ningún daño.

Lavatorio

  • El exterior del lavatorio puede limpiarse con un paño humedecido en un jabón multiuso, una toalla desinfectante desechable o un producto especialmente formulado para este propósito. Nosotros te recomendamos Cif Crema: va eliminar el polvo y los rastros de suciedad.
  • La superficie interior debe enjuagarse con agua caliente. Frotá con un paño humedecido en lavandina o desinfectante. Es importante que refriegues bien, ya que ésta es la única manera de eliminar los gérmenes acumulados en el lavatorio. Ante la menor duda, se aconseja probar el producto de antemano para determinar que sea efectivo sin causar daño. Al concluir, enjuagá de nuevo con agua caliente y pasá un paño seco.

Grifería

  • El sarro del agua suele opacar la grifería del lavatorio  y la bañera. Para limpiarlas, podés  utilizar un paño suave que no raye el material humedecido en producto antisarro. Es recomendable probar el método en un área reducida antes de su empleo en la totalidad de la superficie. Probá Cif Crema para dejar la grifería brillante.
  • Si preferís  un producto natural, frotá un limón por las canillas de cromo y obtendrás  excelentes resultados. Al concluir, enjuagá con abundante agua y secá de inmediato con un paño limpio y suave.
NA

Cómo limpiar azulejos del baño

  • Las juntas de los azulejos deben ser frotadas con un cepillo regularmente.
  • Los azulejos pueden ser rociados con una solución de limpieza multiuso líquido, o también podés refregarlos con toallas húmedas desinfectantes o con una esponja humedecida en un preparado de 1 cucharada de lavandina disuelta en ½ litro de agua.
  • Después, frotá con una esponja para eliminar las manchas de agua y otros rastros de suciedad.
  • Enjuagá y secá con un paño suave.

Cómo limpiar espejos y ventanas del baño

En los cristales, también se acumula una gran cantidad de polvo y humedad, por lo que es importante utilizar una solución específica para limpiar vidrios y secar con un paño de microfibra. El Cif Vidrios es excelente para este tipo de tareas. Si lo preferís,  el vinagre también puede hacer un buen trabajo para limpiar estas superficies. Para el producto elegido, se recomienda probar en un área reducida antes de su empleo. Para finalizar, podés secar espejos y ventanas con papel de diario.

Cómo limpiar una bañera

  • Si tiene una superficie de cerámica o losa, podés limpiarla con un paño humedecido en un producto específico para este tipo de materiales.
  • Para bañeras de mármol, podés usar una solución de agua caliente, vinagre y bicarbonato de sodio. El vinagre, que contiene ácido acético, al combinarse con bicarbonato de sodio se convierte en una fórmula excelente para limpiar y desinfectar.
  • En ambos casos, debés aplicar la solución con un paño suave, (utilizando en una franja a modo de prueba antes de su empleo) enjuagar con agua caliente y secar de inmediato con un paño limpio.

A continuación, te contamos cómo limpiar las cortinas, las puertas, las superficies de acrílico y las alfombras de plástico para bañera.

Cortina

Antes de comenzar cualquier procedimiento de limpieza, es muy importante que leas la etiqueta en tu cortina. Si está hecha de plástico, podés tener en cuenta la siguiente guía:

  • Quitá la cortina y sumergila en agua enjabonada.
  • Agregá media taza de bicarbonato de sodio (o un poco más, dependiendo de la sucia de la cortina).
  • Limpiá las manchas con un cepillo de dientes de cerdas suaves en desuso.
  • Después de enjuagar con agua limpia, colgá nuevamente la cortina y dejá que se seque.

Si necesitás desinfectar tu cortina, hay muchísimos productos comerciales que te van a ayudar con el problema y que están disponibles. Nunca olvides seguir todas las indicaciones de la etiqueta.

Superficies de acrílico

Las superficies de acrílico también pueden limpiarse con vinagre blanco o con soluciones limpiavidrios. Después de enjuagarlas, es importante que las seques  muy bien.

Alfombras de plástico

Si la alfombra  tiene manchas de humedad o moho, dejala remojar en agua caliente con lavandina, luego de haber leído las instrucciones en la etiqueta y ensayado la lavandina en una superficie muy reducida.  Lo ideal es lavarla de manera regular con una solución de limpieza multiuso: sólo tenés que frotarla con una esponja humedecida en la solución, enjuagar y dejar secar.