cómo ahorrar agua en casa y no gastar tanta energia
Sustentabilidad

Cómo ahorrar agua en casa y no gastar tanta energía

Tomemos conciencia sobre cómo ahorrar energía en el hogar y cuidar los recursos. Leé estos consejos para ahorrar agua y energía y aportá tu granito de arena.

En la vorágine de la vida diaria, muchas veces gastamos agua y energía en el hogar innecesariamente. En la actualidad, se ha vuelto imprescindible adoptar un consumo responsable de los recursos naturales. De esta manera, vamos a poder contribuir con nuestro granito de arena a solucionar o minimizar problemas como el calentamiento global y los cortes. En este artículo, te preparamos una serie de tips para que ahorres energía y unos consejos para ahorrar agua en el hogar

Consejos para ahorrar agua en casa

Echale un vistazo a esta lista que preparó Cleanipedia para vos, donde se detallan tips sobre cómo ahorrar agua en casa. ¡Todo suma!

  • Cerrá las canillas mientras no las estés usando: cuando lavamos los platos a mano, por ejemplo, cuando nos cepillamos los dientes o al afeitarse, muchas veces dejamos correr el agua sin necesidad. Productos como Cif Active Gel te ayudan a desengrasar más rápido cuando lavás a mano y, en consecuencia, hacen que la cantidad de agua que usás sea menor. Acostumbrate a cerrar, ya que cada segundo suma y son también formas de ahorrar el agua en casa.
  • Elegí una ducha en lugar de un baño de inmersión: en comparación, con la ducha gastas sólo la mitad de agua, siempre y cuando sea una ducha de tiempo promedio. Una ducha de 5 minutos ahorra 3.500 litros al mes.
  • No utilices el inodoro para tirar cosas que pueden tirarse en el tacho de basura.
  • Usá el lavarropas y el lavavajillas en ciclos cortos de lavado: es la mejor opción. Además, productos como los de Ala están diseñados para remover manchas difíciles, independientemente de la duración del ciclo de lavado. Llená tu lavarropas y lavavajillas lo máximo posible para que no tengas que realizar tantos lavados y así no sólo ahorras agua sino también ¡energía!
  • Chequeá si hay fugas de agua en tu casa y arreglalas: las goteras pueden gastar hasta 40 litros de agua por día.
  • Regá tu jardín por la noche para minimizar la evaporación.

Cómo ahorrar energía en casa

Acá te dejamos estos tips para complementar la información y para que aprendas cómo ahorrar energía en tu hogar:

  • Si tenés que comprar un nuevo electrodoméstico como un lavarropas, un lavavajillas o una heladera, por ejemplo, intentá, en lo posible, elegir uno que ahorre energía.
  • Apagá el horno unos minutos antes para que el calor concentrado continúe la cocción.
  • Usá el aire acondicionado sólo lo necesario (cerrá las ventanas y cualquier puerta que dé a un patio o balcón). Limpiá los filtros de forma regular para que funcione de modo eficiente.
  • Si usás electrodomésticos para lavar tu ropa y tu vajilla, hacelo en ciclos cortos de lavado.
  • Ajustá el termostato de la heladera a 5 °C y -18 °C el del freezer.
  • En lo posible, intentá poner los alimentos en la heladera cuando no estén calientes.
  • Desconectá el cargador de tu celular cuando ya esté cargado.

Esperamos que estos consejos prácticos para ahorrar agua y energía contribuyan a crear concientización sobre el consumo indiscriminado y, de esta forma, podamos a su vez transmitir estos tips para que cada uno los adopte en su hogar. ¡Sumate a este trabajo en equipo!

 

Tip principal:


Tené en cuenta aquellos productos que te ayuden a ahorrar energía y agua. Un buen jabón para ropa como Ala, por ejemplo, están diseñados para remover manchas difíciles aun en ciclos cortos de lavado. Por otro lado, los limpiadores que no dejan residuos en las superficies, como los de la línea Cif, son los más prácticos ya que no tenés que enjuagar después de usarlos, con lo cual no desperdiciás tanta agua. Seguí leyendo y descubrí tips de ahorro de energía y consejos para ahorrar el agua en casa.

Consejos útiles:


  • ¿Vas a tomar mate, té o café? Calentá el agua con gas en vez de usar electricidad.
  • Al cocinar, verificá que el diámetro de la olla sea más grande que el de las llamas de la hornalla.
  • En lugar de descongelar un alimento bajo el chorro de agua de la canilla, hacelo sacándolo del freezer el día anterior y poniéndolo en la heladera.