En los días de frío, las viviendas que cuentan con calefacción eléctrica deben encontrar la mejor manera de usarla para cuidar el bolsillo y al mismo tiempo no derrochar recursos. Se trata de encontrar un buen equilibrio para lograr una temperatura que permita calefaccionar la casa económicamente, sin perder perder el confort.

Calefacción eléctrica y su limpieza

Conviene hacer una buena limpieza a los dispositivos antes de encenderlos, para evitar que con el calor la mezcla de polvo y residuos acumulados largue olor. Para esto el equipo debe estar desenchufado. El primer paso será sacarle el polvo con un paño Cif Ballerina Multiuso húmedo o un cepillo, en caso de que sea necesario. Si se junta grasa, podés recurrir a los limpiadores multiuso como Cif Crema Ultra Higiene. Es muy importante esperar a que esté seco por completo antes de enchufarlo y volverlo a prender.

Calefacción eléctrica: Buscá el equilibrio

Es invierno, hace frío, pero tampoco es necesario llevar la temperatura interior al punto de usar mangas cortas o estar sin abrigo. Se recomienda mantener un promedio de entre 15 y 18 grados durante la noche, y de no más de 20 grados durante el día. Un dato: por cada grado que sube la temperatura, el gasto energético se incrementa en el orden de un 7%. En la medida de las posibilidades, renovar los equipos es de gran ayuda. Existen nuevos sistemas con pantalla de calor eléctrica de bajo consumo que sirven para mantener una temperatura agradable durante toda la temporada. Si no es posible renovarlos, recomendamos cuidar que los equipos de calefacción eléctrica más antiguos estén en óptimo estado; de ese modo se evitarán pérdidas o problemas de funcionamiento que lleven a un desperdicio de energía.

Calefacción eléctrica: cuidados generales

Antes de que empiecen las estaciones frías, conviene hacer un chequeo general:

  • Revisá la instalación antes del comienzo de la temporada fría
  • Conviene purgar los radiadores una vez al año para sacarles el aire
  • Colocar paneles reflectantes entre la pared y el radiador para que el calor rebote hacia la habitación
  • No hace falta mantener el termostato al máximo cuando no hay nadie en la casa. Si se pueden programar, una hora de anticipación es más que suficiente para llegar a un hogar cálido.
  • Diez minutos alcanzan para ventilar un ambiente sin que baje su temperatura.

Calefacción eléctrica: ubicación y funciones

Para optimizar el rendimiento de tu calefacción eléctrica también es importante cuidar la disposición de los elementos en el ambiente. ¿Qué significa esto? Mantener despejados los frentes y alrededores de los dispositivos para que el aire circule y no se concentre. Pero, al mismo tiempo, acomodar la mesa, las sillas o los sillones de tu living lo más cerca que se pueda del radiador, para aprovechar el calor o mantenerlo encendido durante menos tiempo. Otro punto importante para el ahorro de energía en la calefacción es no pedirle a tu pantalla de calor eléctrica que cumpla funciones que no le corresponden. Por ejemplo: secar la ropa recién lavada encima del aparato. Impide la circulación del calor y juega en contra del objetivo si queres saber como calefaccionar una casa económicamente. Es mejor colocar un tender cerca del aparato, pero sin taparlo.

Aislación

Otro de los aspectos fundamentales para calentar tu casa de manera económica es tener cuidado con las rendijas y todos esos huequitos que permiten el ingreso de aire frío. Chequear el estado de los burletes de las ventanas, tapar el hueco de las puertas y revisar todas las ventilaciones, especialmente en una casa. Aislantes, cristales dobles y buenas cortinas sirven para compensar las filtraciones a través de vidrios y ventanales, por donde se pierde hasta un 25% del calor.