Aprendé qué son las aguas grises y cómo utilizarlas

Disminuí el consumo de agua potable en tu hogar con el uso de las aguas grises. Cuidá tu bolsillo y el medioambiente con la reutilización del agua en casa.

Actualizado

Person watering the garden with a metal watering can

El ahorro y cuidado de la energía no es el único recurso al que debemos prestar atención. Asegurar un uso sostenible en el consumo y uso del agua también es necesario para evitar un futuro en donde escasee. Hay varias formas de evitar que esto suceda; por ejemplo, ¡una opción es reusar el agua!

En este artículo, aprendé qué son las aguas grises y cómo se pueden reutilizar, te invitamos a que sigas leyendo para enterarte de todos los detalles.

¿Qué son las aguas grises?

Las aguas grises son todas aquellas aguas residuales que se generan en nuestra casa; desde la limpieza de la vajilla, el uso del lavarropas, hasta cuando tomamos una ducha y todo lo que involucra el uso del agua en el hogar, con excepción del agua del inodoro. Todas estas aguas tienen una carga de contaminantes muy baja y su tratamiento es muy sencillo.

¿Porqué es importante el tratamiento de aguas grises?

El gasto doméstico diario de agua por persona es de unos 130 litros aproximadamente y la mitad provienen de la

ducha y la cisterna. Aparte de reducir ese gasto, se puede optar por un sistema de tratamiento de aguas grises

para incluso limitar más su consumo. La reutilización del agua puede permitir que estas sean usadas nuevamente como agua para varias tareas del hogar, desde el riego de los jardines hasta para la carga de las cisternas de los inodoros, reduciendo drásticamente el consumo de agua potable. Otros de los beneficios son:

  • La disminución del uso de agua potable entre un 16% a 40%, dependiendo del diseño del sistema.
  • La disminución del monto de los recibos de agua.
  • Diversificar los suministros de agua municipales y proporcionar una fuente alternativa de agua para riego, reservando el agua tratada para necesidades de más alta calidad.
  • La reducción de las necesidades de energía y químicos usados para tratar las aguas residuales.
  • Concientización sobre el uso del agua y sobre los productos que utilizamos con ella, eligiendo productos más amigables con el medioambiente.

¿Cómo se puede llevar a cabo la reutilización de aguas grises?

Existen dos formas por las cuales se puede generar un tratamiento de aguas grises casero. La primera, es instalando un sistema de almacenamiento y filtrado, la cual requerirá trabajo de plomería y espacio suficiente para tener los tanques de agua grises. O, un sistema menos automatizado, en dónde se elija reciclar aguas grises de uno o más aparatos de la casa.

La primera opción es aconsejable para las personas que estén construyendo sus casas, y puedan empezar desde cero a planificar un sistema de cañerías en donde se pueda diferenciar las aguas grises del agua potable. Además, deberán planificar un espacio para poner los tanques que almacenarán las aguas grises y la instalación de bombas y aparatos eléctricos que permitirán limpiar el agua y llevarla nuevamente al lugar de la casa donde se volverá a utilizar.

Otras opciones fáciles para la recolección de aguas grises en nuestro hogar:

  • Una opción fácil es juntar aguas grises poniendo un recipiente bajo el chorro de la ducha mientras el agua se calienta. Es un agua completamente limpia que se desperdicia a diario. Podés usar esta agua para regar, para limpiar los pisos, para tus mascotas, etc.
  • Otra manera es sacar parte de la tubería del lavamanos (la pieza en forma de “J” que se encuentra debajo) y capturar el agua que sale con un recipiente. Para este sistema hay que tener mucho cuidado de que el agua del recipiente no se rebalse. Esta agua gris puede ser usada para el inodoro o regar las plantas, siempre y cuando no utilices jabones o detergentes tóxicos.
  • Podés usar el agua del lavarropas. Para esto, podes recolectar el agua que sale de la manguera de desagüe y utilizarlo para regar las plantas de tu patio o jardín. Las aguas grises para riego como la que proporciona el lavarropa es excelente para mantener tus plantas hidratadas sin usar agua potable. Solo debés usar jabones para la ropa no tengan cloro o sean tóxicos.

Las aguas grises como tratamiento casero para cuidar y disminuir el uso del agua potable es un sistema que de a poco está tomando relevancia como herramienta para seguir concientizando a la población sobre lo finito que suelen ser los recursos que utilizamos diariamente.

¡Sumate con este tipo de alternativas para que tu casa se transforme en un lugar más amigable con el medioambiente! Si querés seguir aprendiendo cómo cuidar el agua, te recomendamos que leas nuestros artículos sobre cómo juntar agua de lluvia en casa o cómo ahorrar agua en casa y no gastar tanta energía.

Publicado originalmente