Cómo limpiar una plancha a vapor

La suciedad acumulada en tu plancha puede terminar pegada a la ropa, por eso te enseñamos cómo limpiar una plancha de vapor con esta guía y lucí tu ropa impecable.

Actualizado

plancha con una remera estirada y ropa apilada

Aunque las planchas de vapor no se usan hoy en día con tanta frecuencia como en el pasado, siguen siendo útiles para numerosas tareas del hogar: desde planchar una camisa y servilletas de tela, hasta eliminar las arrugas de las cortinas o fundas de los muebles. Es por eso por lo que conservar la plancha en buen estado, con un poco de cuidado y limpieza ocasional, es fundamental para disfrutar de resultados óptimos y que te dure muchos años. 

¿No sabés cómo funciona la plancha a vapor y qué tenés que hacer para mantenerla limpia? Resolvemos todas tus dudas a continuación.

Asegurate de usar siempre agua filtrada en tu plancha de vapor, ya que podría ayudarte a evitar la acumulación de cal  que podría obstruir los orificios por donde sale el vapor.

Cómo se usa la plancha a vapor

Utilizar la plancha de manera inadecuada podría quemar o arruinar tus prendas. Si no has utilizado una plancha a vapor antes, seguí los siguientes pasos:

  • Asegurate de que la prenda se puede planchar. Aunque sepas cómo se usa una plancha de vapor, es importante revisar y leer las instrucciones de planchado en las etiquetas. Si la etiqueta no te indica el ajuste que debés ponerle a la plancha, revisá de qué material está hecha la prenda y seleccioná el ajuste correcto. Muchas planchas ordenan sus ajustes según el tipo de material como lana, algodón o poliéster. 
  • Acomodá la superficie donde vas a planchar. Utilizá la tabla de planchar siempre que sea posible, ya que está diseñada para absorber el calor y la humedad sin sufrir daños. Si no tenés una tabla, utilizá una superficie plana y firme que no sea inflamable como una mesa.
  • Llená el depósito de agua de la plancha. Buscá, en la parte superior de la plancha, una cámara grande desmontable. Agregá agua filtrada casi hasta el borde.
  • Acomodá la prenda plana sobre la tabla. Asegurate de que no haya arrugas.
  • Calentá la plancha. Girá el dial del calor hacia el ajuste más adecuado para tu tela y espera unos segundos hasta que se caliente. Algunas telas podrían fundirse si están expuestas a temperaturas demasiado altas, así que, si no estás segura del tipo de tela y su ajuste adecuado, es recomendable comenzar con un calor más bajo.
  • Planchá cada lado. Pasa el lado caliente de la plancha de manera firme y lenta por toda la tela, por cada lado, hasta que desaparezcan las arrugas. Para mejores resultados, planchá en los pliegues naturales de la prenda.
  • Colgá la prenda cuando termines de plancharla. Utilizá una percha y dejá que se seque con el aire.

Cómo limpiar una plancha de teflón a vapor

Si cuidás tu plancha a vapor desde el primer día, lograrás que te dure por más tiempo y facilitarás el planchado. Cuando se trata de cómo limpiar una plancha a vapor de teflón, la tarea se debe dividir en dos partes: 

  1. Limpiar el interior
    • Mezclá media taza de agua y media taza de vinagre destilado. Esta solución desinfectará, desincrustará y desodorizará el interior de la plancha.
    • Llená la reserva de agua con la solución y calentá la plancha. Seleccioná la opción de temperatura más alta o la opción de algodón.
    • Pasá la solución a través del interior de la plancha cuando esté caliente. Lo lograrás si mantenés apretado el botón de vapor mientras presionás la plancha sobre una toalla en la tabla de planchar.
    • En esta posición, hacé salir el vapor en chorros de entre 20 y 30 segundos hasta completar un minuto y medio de vapor.
    • Vaciá cualquier resto de solución de limpieza que haya quedado en el interior de la reserva. Asegurate de desecharla o reutilizarla. 
    • Llená la reserva con agua limpia y repetí el proceso de vapor. Esto asegurará que no quede vinagre dentro de la plancha.

Con estas instrucciones, cómo limpiar una plancha de teflón a vapor no será un proceso difícil; pero, asegurate de limpiar tanto el interior como la base.

  1. Limpiar la base
    • Mezclá partes iguales de sal de mesa y de vinagre blanco destilado. La pasta resultante actuará como un abrasivo leve y eliminará cualquier sustancia pegada o quemada en la base de la plancha. También podés utilizar Cif Active Gel Limón Verde.
    • Aplicá la solución sobre la base de la plancha y frotala con un paño suave y húmedo. Retirá todos los excesos.
    • Aplicá de nuevo la solución y repetí tantas veces como sea necesario hasta que la base quede limpia. Tené cuidado de no rayar la placa de la base mientras frotás.
    • Si tu plancha tiene problemas para hacer vapor, limpiá cualquier acumulación dentro o alrededor de los ductos de vapor con un cepillo de dientes o un hisopo de algodón.

¡Manos a la obra! Ya tenés la plancha preparada. Para más datos útiles, leé nuestro artículo sobre cómo limpiar una plancha y descubrí nuestros consejos de planchado exprés

Publicado originalmente