Manchas de humedad

Las manchas de humedad son difíciles de tratar, pero con estas estrategias vas a poder eliminar las manchas en las superficies de tu hogar. ¡Seguí leyendo!

Actualizado 13 de junio de 2019

manchas de humedad

Las manchas de humedad pueden parecer difíciles de tratar. Sin embargo, con estas estrategias, vas a poder reducir el riesgo de que aparezcan en los baños y otros ambientes de tu hogar.

Recordá siempre: antes de aplicar cualquiera de estos métodos llevá a cabo una prueba en un área poco visible. En caso de combinar estos métodos con productos comerciales, se aconseja leer y seguir las recomendaciones de la etiqueta.

Prevenir es mejor que curar, especialmente, cuando se trata de humedad y manchas de moho. Si un área ya se encuentra afectada por la humedad, Cif Anti Hongos es un poderoso producto que combate los hongos y revierte la expansión de moho causada por la humedad.

Absorbentes de humedad

Podés elaborar tus propios absorbentes de humedad caseros con materiales como el gel de sílice y los filtros de té o café. Solamente tenés que abrir el filtro de café o té, introducir una cantidad de gel de sílice de manera que el filtro quede lleno y sellarlo con cinta adhesiva o pegamento.

Se pueden colocar en armarios, alacenas, cajones y en cualquier otro espacio afectado por la humedad.

Para evitar las manchas de humedad por condensación, es conveniente que ventiles  diariamente las habitaciones de tu casa, en particular, el baño. También te aconsejamos  dejar siempre un espacio entre los muebles y las paredes para que circule el aire.

Cómo combatir la humedad

Si en tu casa tenés humedad en una o más de una habitación, podés comprar productos que están especialmente diseñados para eliminarla en un área específica. Por otro lado, si preferís usar métodos caseros, hay un montón de ingredientes que pueden ayudarte a solucionar el problema del moho.

Materiales para eliminar las manchas de moho en casa:

  • Lavandina
  • Balde
  • Cepillo de dientes en desuso o de cerdas suaves
  • Bicarbonato de sodio
  • Vinagre blanco destilado
  • Paño suave
  • Esponja o paño de microfibra
  • Guantes

Cuando uses lavandina y otros productos comerciales, no te olvides de leer todas las instrucciones y recomendaciones del envase, así como también la guía de seguridad y las medidas de precaución. Es también importante que recuerdes usar guantes de goma para proteger tus manos. Se aconseja probar el método o producto antes de su empleo en un área reducida en la superficie a tratar.

Instrucciones para cada área con moho:

Paredes

  • Limpiá la pared refregando con un cepillo suave o con un trapo humedecido en una solución de agua tibia con lavandina.
  • Dejá que se ventile hasta secarse.

Azulejos

  • Fregá los azulejos con un paño humedecido en una solución de agua tibia con lavandina.
  • Frotá las juntas con un cepillo de dientes en desuso humedecido en esta misma solución. Iniciar una prueba en un área reducida para constatar resultados y luego proseguir, en caso que no hay producido efectos adversos.
  • Dejá actuar por unos minutos.
  • Pasá una esponja humedecida en un limpiador multiuso, enjuagá y secá con un paño limpio.
  • Dejá que el baño se ventile.

Bañera

  • Si la bañera tiene superficie de cerámica o losa, puede limpiarse con un paño humedecido en una solución limpiadora específica para este tipo de materiales. Se recomienda leer la etiqueta del producto y realizar una prueba en un área pequeña antes de su uso en toda la superficie.
  • Si la bañera es de mármol, es conveniente limpiarla con una solución de agua caliente, vinagre y bicarbonato de sodio.
  • En ambos casos, debés aplicar la solución con un paño suave, enjuagar con agua caliente y secar de inmediato con un paño limpio.

Cortina

  • De ser posible, quitá la cortina y sumergila en agua con lavandina.
  • Dondequiera que haya manchas de humedad, es importante que frotes con un cepillo de dientes. Podés también añadir una medida de suavizante para ropa.
  • Después de enjuagar, tenés que volverla a colgar y dejarla escurrir.
  • El tubo de la cortina puede limpiarse con la misma solución de lavandina.

Las superficies de acrílico también pueden limpiarse con vinagre blanco o con soluciones limpiavidrios. Después de enjuagarlas, es importante secarlas muy bien.

Alfombras  de plástico

Si la alfombra del baño tiene manchas de humedad o moho, dejala remojar en agua caliente con lavandina. Al utilizar lavandina es indispensable el uso de guantes de goma además de seguir las instrucciones del producto.  Luego de haber dejado a remojo la alfombra plástica, enjuagá con agua y dejá secar.

  • La ventilación diaria ayuda a prevenir la humedad.
  • Los productos con lavandina como Vim son versátiles, y los podés usar para combatir la humedad en diferentes superficies.
  • Las bolsitas de gel de sílice absorben la humedad en áreas con este problema.
  • Publicado originalmente 24 de septiembre de 2018