Los baños de las escuelas, oficinas y cualquier otro lugar con gran circulación de personas son terreno atractivo para gérmenes y bacterias. Por más que los servicios de limpieza sean eficientes, es necesario tomar ciertos recaudos para prevenir enfermedades.

Es importante conversar con tus hijas e hijos sobre los hábitos de higiene y salud, como el correcto lavado de manos al salir del baño. En el caso de los niños más grandes, es ideal que les des un paquete de toallitas desinfectantes o con alcohol para que limpien la tabla del inodoro antes de sentarse si necesitan hacerlo.

Entre las recomendaciones a tener en cuenta, es importante no sentarse en la tabla, al menos que se encuentre recubierta por esas fundas desechables que se encuentran en algunos inodoros. Pero en los baños escolares, la tarea se complica, ya que los niños no son conscientes de estos cuidados.

Por otro lado, pregúntales en qué condiciones encuentran los baños al usarlos, no solo los inodoros sino también las bachas, mesas y pisos. De esa manera tendrás un panorama de la situación de higiene general. Si asistís a la escuela para una reunión o una actividad abierta, podés aprovechar para pasar por los baños.

Cómo limpiar el baño

Un solo producto alcanza para desinfectar el baño e incluso, el foco de hongos, virus y bacterias: el inodoro. VIM Lavandina en Gel elimina los gérmenes de forma rápida y efectiva gracias a su consistencia, que permite una mejor adhesión a las superficies permitiendo más tiempo de contacto para limpiar y desinfectar. Su fórmula en gel no salpica y rinde tres veces más que la lavandina líquida.

Para mantener la desinfección del inodoro, podes utilizar VIM Canastas para Inodoro Poder X5, potencia cada descarga del inodoro: abundante espuma, previene el sarro, fragancia duradera, brillo intenso e higieniza.