Cómo limpiar vidrios: ventanas exteriores

A veces nos olvidamos de que para mantener limpio el interior de la casa también tenemos que ocuparnos del exterior. Seguí esta guía y vas a ver que fácil y rápido es limpiar los vidrios de las ventanas.

Actualizado

Limpieza de vidrios en altura: ventanas sin vetas

Olvidate de las ventanas opacas, sucias o rayadas. ¡Dejá entrar el sol en tu casa! Agarrá un balde y una esponja y entregate al trabajo de limpiar ventanas con estos simples pasos.

Vas a necesitar:

  • Manguera de jardín
  • Balde
  • Detergente líquido
  • Cif Vidrios
  • Esponja o paño de microfibra
  • Secador de mano con extremo de goma
  • Escalera o mango extensible
  • Papel de diario
  1. Cuando estés limpiando ventanas exteriores, fijate que estén bien cerradas para que no se formen charcos ni adentro ni afuera de tu casa.
  2. Comenzá por enjuagar bien las ventanas y los umbrales con agua limpia, para eliminar el exceso de polvo y suciedad. Con balde y esponja es suficiente para las ventanas de planta baja, pero probablemente quieras usar una manguera para los pisos superiores.
  3. Una forma sencilla de limpiar ventanas es llenar un balde con agua tibia y agregar unas cuantas gotas de detergente líquido común (no pongas demasiado para evitar que se formen rayas). Si usás una esponja o paño de microfibra, sumergilo en la solución de agua jabonosa y limpiá bien las ventanas, de arriba para abajo. Si tenés una casa grande y estás planeando limpiar todas las ventanas en un único día, vas a tener que cambiar el agua varias veces para no usar agua sucia en los vidrios que te queden.
  4. Una vez que hayas sacado toda la suciedad y el polvo, enjuagá todo resto de jabón con agua fría y limpia. Mientras el vidrio todavía esté mojado, usá un secador de mano para retirar todo líquido remanente. Usá el secador para formar un borde seco sobre el marco superior de la ventana, luego arrastrá siempre el secador de arriba hacia abajo, secando después de cada uno.
  5. Después, o si querés tardar mucho menos tiempo de por sí, usá un producto para limpiar ventanas o vidrios como Cif Vidrios. Como está especialmente formulado para dejar un brillo sin vetas, todo lo que tenés que hacer es rociar, limpiar y ¡listo! Si no querés pasar años repasando para sacar las vetas, es sin lugar a dudas la mejor forma de limpiar las ventanas.
  6. Otra opción es repasar las ventanas secas con un bollo de papel de diario (solo usá las hojas impresas en tinta negra, porque las de otros colores pueden manchar y dejar marcas).
  7. Por último, usá un paño de microfibra limpio y humedecido para eliminar las gotas y el exceso de líquido del marco.
¿Querés saber cómo limpiar los vidrios y que queden perfectos? La mejor manera de limpiar ventanas es lejos de la luz directa del sol para que el calor no seque demasiado rápido el limpia vidrios casero o de marca.

Cómo limpiar ventanas con un limpia vidrios casero

¿Querés un resultado resplandeciente cuando limpiás ventanas? Probablemente tengas todo lo que necesitás en la alacena de tu cocina. Llená un recipiente que tenga rociador con una mezcla, en partes iguales, de agua y vinagre blanco, luego rociá sobre las ventanas sucias, antes de pasar el secador o secar con papel de diario, como habitualmente hacés.

  • Cerrá las ventanas y empapalas con agua limpia.
  • Limpiá las ventanas con agua tibia con jabón para quitar la suciedad. Después, aplicá Cif Vidrios y decile adiós a las vetas.
  • Usá un secador de mano o papel de diario arrugado para retirar el exceso de agua.
  • Publicado originalmente