No hay comida o reunión en la que el mantel o la ropa de quienes están alrededor de la mesa no se lleve alguna mancha, por pequeña que sea. Dependerá del menú, claro, pero una de las posibilidades es que la mancha sea de cerveza. No si se trata de cerveza casera, artesanal o industrial, todas pueden manchar de la misma forma.

Cómo sacar manchas de cerveza

Como en la mayoría de los casos, te recomendamos que actúes apenas veas la mancha. Podés atacar las manchas de cerveza de manera tradicional. Utilizá un producto de pretratamiento como Ala Quitamanchas Gatillo, que se aplica directo sobre la zona afectada y se deja actuar durante cinco minutos. Luego, lavar en lavarropas con un producto que remueva las manchas y al mismo tiempo cuide las prendas, como Ala Jabón Líquido.

Al sacar la prenda o el mantel del lavarropas, la mancha ya no debería estar. Pero, si persiste, es importante que no la dejes secar, dado que una vez que la tela se seca la mancha puede quedar para siempre. En ese caso, repetí todo el procedimiento.

Cómo sacar manchas de cerveza con ingredientes caseros

También podés intentar con algunos ingredientes caseros para tratar una mancha de cerveza:

  • Opción 1: Mezclá alcohol isopropílico y agua en cantidades iguales; aplicá el líquido sobre una esponja de baño y pasala desde adentro hacia afuera de la mancha, sin presionar demasiado. Luego enjuagá.
  • Opción 2: Remojá la tela manchada en agua tibia, con unas gotas de detergente lavavajilla Cif Active Gel y una cucharada de vinagre blanco. Dejala sumergida durante 15 minutos, luego enjuagá.

Cómo sacar manchas de cerveza de los tapizados

Si la cerveza dejó rastros en una tela que no se puede llevar a un balde o al lavarropas, como el tapizado de un sillón, te recomendamos seguir estos pasos:

  • Primero es importante secar las manchas con papel absorbente de cocina o una toalla blanca limpia para evitar que esta se extienda cada vez más.
  • Luego mezclá una cuchara sopera de detergente, como Cif Active Gel, con dos tazas de agua fría, revolvé y aplicá sobre la mancha de a golpecitos con un paño blanco (esto es importante para que no transfiera el color).
  • Pasá otro paño húmedo y limpio para retirar el exceso de detergente y dejá que se seque.