Limpieza de la cocina

Lavavajillas no funciona : 4 razones

El lavavajillas hace mucho más fácil la tarea de lavar platos. Pero a veces el lavavajillas no funciona de manera óptima y acá te contamos cómo repararlo.

Cuando el lavavajillas se para o tus platos, sartenes y otros utensilios ya no quedan tan limpios, son síntomas reveladores de que algo no está funcionando correctamente. Las razones pueden ser diversas, pero en Cleanipedia las hemos agrupado en 4 y te explicamos cómo solucionar cada una de ellas en simples pasos.

  • El lavavajillas se para en la mitad del proceso de lavado:

Si el lavavajillas no completa su proceso, se puede deber a un exceso de agua que no se ha podido evaporar o a un problema con la manguera de drenaje, que puede ser muy estrecha o estar obstruida con un objeto extraño.

Además de preocuparte por cosas, por ejemplo, cómo destapar el lavaplatos, también tenés que revisar que la manguera de drenaje de tu lavavajillas no esté doblada o, si tiene un objeto que está bloqueando el paso del agua, quitarlo siguiendo las instrucciones del manual que viene con el lavavajillas.

  • Veo el lavavajillas lleno de agua, pero no enjuaga correctamente:

Asegurate de utilizar el detergente adecuado para lavavajillas, como Sun tabletas todo en uno, para evitar el exceso de espuma y que la máquina no enjuague correctamente. Además, usá sal para lavavajillas, que es fundamental para la descalcificación y para que tus copas y vasos no queden blancos y sin brillo.

Una limpieza mensual del filtro también ayudará a que tu lavavajillas enjuague correctamente. Para esto, utilizá una esponja o trapo húmedo para remover cualquier residuo o suciedad que haya quedado pegada en la parte externa del filtro.

  • ¿El lavavajillas no funciona y tiene un ruido extraño?

Si notás un ruido anormal al encender tu lavavajillas, es posible que los brazos del rociador estén atascados con alguna basura u objeto. ¿Cómo desatascar el lavavajillas? te estarás preguntando. Bueno, lo más fácil es limpiar los brazos con vinagre y dejarlo actuar por algunos minutos. En primer lugar, seguí los pasos del manual de instrucciones, desconectá el lavavajillas de la electricidad, sacá la bandeja inferior hacia afuera y luego limpiá la parte externa del brazo rociador con un trapo húmedo y un poco de jabón.

Después, sumergí un cepillo de dientes en un poco de vinagre para limpiar los orificios del rociador y eliminar los restos de minerales que se acumulan en los brazos. Dejá reposar por algunos minutos, luego hacé funcionar el lavavajillas en un programa normal y, de esta manera, la máquina eliminará todo residuo de mineral.

  • Mi lavavajillas no seca

Otro problema bastante común al que nos enfrentamos cuando un lavavajillas no funciona es la falta de secado. Esto puede ocurrir porque la función de enjuague no se está realizando correctamente. Si ves que los indicadores del enjuague están vacíos, asegurate de volver a llenar este compartimento. Además, no sobrecargues la bandeja con demasiados platos ni utensilios.

Por último, elegí la opción de calor seco en tu lavavajillas y agregá un poco de Sun Abrillantador, para evitar manchas y dejar tu vajilla brillante y reluciente.

Lo más importante para un buen funcionamiento de tu lavavajillas es hacerle una limpieza, por lo menos, una vez a la semana, prestando especial atención al filtro y al dosificador de detergente. De esta manera, tu lavavajillas rendirá de manera óptima y por más tiempo.

Tip principal:


Una de las principales razones por las cuales tu lavavajillas no funciona correctamente es la acumulación de residuos de comida. Para una limpieza profunda, te recomendamos tener a mano un producto como Sun que eliminará la suciedad más difícil de remover.

Consejos útiles:

Pero antes de intentar resolver cualquier problema que pudiera tener tu lavavajillas, tené en cuenta lo siguiente:

  • Siempre mirá el manual de uso de tu lavavajillas con instrucciones y consejos para resolver posibles problemas.
  • Comprobá que la posición de la máquina esté nivelada y no se encuentre inclinada.
  • Asegurate que la puerta esté bien cerrada.
  • Fijate que la conexión eléctrica esté recibiendo la suficiente energía desde la fuente de poder.