Cómo usar el lavavajillas por primera vez
LIMPIEZA DE LA COCINA

Cómo usar el lavavajillas por primera vez: preguntas frecuentes

Si tenés dudas sobre cómo usar el lavavajillas por primera vez, ¡seguí leyendo! 

Si tenés la suerte de tener un lavavajillas en tu casa o departamento, vas a querer asegurarte de que siempre esté funcionando perfectamente. En este artículo te enseñamos cómo se usa un lavavajillas, de qué manera cargarlo, dónde se pone la sal en el lavavajillas, qué productos utilizar, y cómo eliminar los olores.

¿Cómo se usa un lavavajillas?

Antes de comenzar, es necesario que prestes atención a los siguientes aspectos:

  • Fijate si el lavavajillas está bien conectado, tanto a la toma eléctrica como a la toma de agua.
  • Leé las instrucciones en el manual y seguí las indicaciones para poner en funcionamiento tu lavavajillas nuevo.
  • Programar bien la hora y el idioma. Esto te ayudará a tener un mejor control de los tiempos para cada ciclo de lavado y para familiarizarte con el funcionamiento del aparato. Ajustar el descalcificador. El descalcificador es un elemento clave para el buen funcionamiento de tu lavavajillas, ya que elimina los minerales del agua dura. Para programarlo, debes tener en cuenta la dureza del agua de tu zona. Esto suele venir explicado en una tabla en el manual. De acuerdo con la dureza del agua podrás programar el nivel del descalcificador.
  • Aplicar los productos necesarios para el lavado. Una vez que hayas programado la hora, el idioma y el descalcificador, ya vas a estar listo para poner los productos de limpieza en el lavavajillas. Vas a necesitar sal para lavavajillas, un buen detergente, como Sun polvo, y para un mejor resultado podés agregarle un abrillantador, como Sun abrillantador.

Cómo se usa un lavavajillas

¿Ya tenés todo listo y vas a poner tus platos y cubiertos en el lavavajillas? ¡No lo hagas! Te explicamos por qué: el primer lavado de un lavavajillas nuevo debe hacerse estando vacío. El compartimento para la sal debe llenarse de agua. Luego, programá un ciclo de lavado a una temperatura alta, ya que esto sirve para eliminar gérmenes y bacterias que estén dentro del aparato y esterilizarlo.

Cuando este primer ciclo de lavado termine, podrás usar tu lavavajillas normalmente:

  • Colocá la sal, el detergente y el abrillantador en sus lugares respectivos.
  • Para saber dónde se pone la sal en el lavavajillas consultá el manual.
  • Luego acomodá tus platos y cubiertos en el interior, siguiendo las instrucciones del manual, de manera que ningún utensilio obstruya la puerta del lavavajillas ni la entrada de agua.
  • ¡No sobrecargues tu lavavajillas! Si tenés muchos platos para lavar, es recomendable que hagas varias cargas.

¿Se puede usar el lavavajillas sin sal?

Estas son algunas de las primeras dudas que vas a tener si querés usar el lavavajillas por primera vez:

¿Qué es la sal del lavavajillas? Todos los lavavajillas tienen un compartimiento donde se debe colocar sal. La sal trabaja junto con el descalcificador, para eliminar los minerales en el agua dura y evitar que estos restos dañen tu vajilla. A su vez, la sal ayuda a evitar la acumulación de cal en el lavavajillas, que puede en algunos casos obstruir alguna manguera; causando problemas en el funcionamiento del aparato.

¿Debo usarla siempre? Mientras que el lavavajillas puede usarse sin sal, debemos ser conscientes de que sin ella podremos tener algún problema causado por los restos del agua dura.

Ahora ya sabés cómo usar un lavavajillas por primera vez. ¡Enseñale a tu familia para que el lavado de platos sea un trabajo en conjunto!

Cleanipedia recomienda

Leé el manual antes de comenzar a usar el lavavajillas para ajustar la hora, el idioma y el ciclo de lavado que vas a usar. Los buenos detergentes y sales como los de Sun, te asegurarán un proceso de lavado ideal y un resultado perfecto para tus platos y cubiertos.    

Consejos útiles

  1. Poné el lavavajillas en funcionamiento por primera vez con agua en el compartimiento de la sal.
  2. Cuando esté listo para usar, colocá los cubiertos, platos y productos de limpieza en el interior del lavavajillas.
  3. Recordá acomodar tus platos y cubiertos de manera que no obstruyan la puerta del lavavajillas ni la entrada de agua.