cómo desinfectar la cocina
Limpieza de la cocina

Cómo desinfectar la cocina

¿Sabés cómo desinfectar una cocina? La higiene de este ambiente es muy importante. Aprendé a limpiarlo y desinfectar utensilios de cocina de un modo eficiente.

Cómo desinfectar la cocina: limpieza de áreas donde preparamos la comida

En primer lugar, tenemos que verificar de qué material está hecha la superficie donde solemos preparar la comida, y elegir un limpiador antibacterial que no la dañe. Por ejemplo, los productos que contienen ácidos pueden terminar comiendo el mármol, o la madera barnizada puede decolorarse si le aplicamos lavandina. El granito, los laminados y los azulejos pueden limpiarse con Cif Crema Ultra Higiene y una esponja limpia y húmeda; después sólo hay que esperar a que se sequen con el aire del ambiente. Las superficies más vulnerables deben ser enjuagadas con agua caliente poco después de la aplicación del producto. Seguí siempre las instrucciones en la etiqueta del producto de limpieza y, ante cualquier duda, hacé una consulta con un profesional.

Las áreas que habitualmente entran en contacto con alimentos deben ser desinfectadas después de cada uso para mantenerlas higiénicas. Aunque puedan parecer limpias, siempre es conveniente aplicarles un spray antibacterial, como Cif Antibacterial. Si hay migas o restos de alimentos, quitalos antes de comenzar así no se pegan a tu trapo o repasador.

La contaminación de comida es una preocupación para los que están acostumbrados a preparar platos con una buena variedad de alimentos. Un claro ejemplo son los residuos de la carne: muchas veces contaminan otros alimentos y suelen pasar inadvertidos. Por eso, es conveniente que siempre refriegues la superficie que uses con el spray antibacterial para reducir el riesgo de contaminación.

Cómo desinfectar la esponja de cocina

Las esponjas para lavar también son de fácil contaminación y debés prestar atención a su limpieza. Saber cómo desinfectar la esponja de la cocina es fundamental. Por una lado, para un buen mantenimiento diario, es importante que siempre le quites los restos de comida y le escurras bien el agua, ya que la humedad es el hogar ideal para las bacterias. Ahora bien, para la limpieza, podés usar el microondas. Además de desinfectarla, este proceso le quita el olor a humedad. Seguí estos pasos:

  • Tomá un plato hondo o un bol, llenalo con un poco de agua y poné la esponja dentro.
  • Poné dicho bol en el microondas durante 2 minutos.
  • Cuando esté listo, quitá el bol del microondas pero con mucho cuidado porque va a estar caliente. Una buena opción es que esperes antes de que se enfríe antes de sacarlo.

Las esponjas también se pueden introducir en el lavavajillas (en el compartimento de los cubiertos) o pueden limpiarse con lavandina, aunque con esta última técnica es necesario que uses guantes y una solución con agua. Es conveniente desinfectar las esponjas una vez cada 4 días y reemplazarlas cuando comienzan a deteriorarse.

Cómo desinfectar utensilios de cocina

Por otro lado, desinfectar utensilios de cocina es necesario para evitar la contaminación cruzada entre alimentos crudos y cocidos. Un método de desinfección rápido y eficaz es el alcohol: lo tenés que aplicar luego de haber lavado los utensilios. También podés ponerlos en una olla, cubiertos con agua, y hervir por 15 minutos. Luego, esperá a que el agua se enfríe, retiralos de la olla y secalos con una toalla limpia.

Cómo desinfectar una cocina: hornallas y pileta de lavar

Otras superficies de tu cocina también pueden contaminarse si no se limpian de forma regular, como la pileta de lavar y las hornallas. Es normal que si no cocinás todos los días tampoco desinfectes estas partes con asiduidad, pero, al menos, procurá lavarlas seguido. Acá te dejamos algunos consejos:

  • La limpieza de las hornallas puede ser difícil. Las de vidrio o cerámica deben enjuagarse hasta quedar limpias con una esponja húmeda y agua enjabonada. Las de gas o eléctricas necesitan ser refregadas con una virulana suave y un producto desengrasante como Cif Crema Ultra Higiene, ya que las llamas y el calor concentrado pueden quemar comida derramada en la superficie. Si la mancha es muy difícil de quitar, es necesario echarle el spray Cif Antigrasa directamente, dejarlo actuar por 2 minutos, y volver a aplicarlo. Así la mancha se va a ir suavizando considerablemente.
  • Alrededor de la pileta de lavar es común que se forme sarro. Para evitarlo, dejá toallitas de papel humedecidas con vinagre en la superficie afectada durante media hora, y después refregá despacio con una virulana suave. Para desinfectar el área, podés usar un limpiador antibacterial.

Cómo desinfectar la cocina: otras superficies que necesitan ser limpiadas

Como comentamos más arriba, es importante que limpies las superficies verticales, como las puertas de las alacenas, el panel de pared, el frente de los cajones y sus bases. Todos estos lugares acumulan suciedad y grasa si no se lavan seguido.

En caso de que no estén demasiado sucios, basta con pasar un trapo y agua jabonosa. Las manchas de grasa o pegajosas sí necesitan un esfuerzo extra.

La madera sellada, los plastificados, los laminados y la resina brillante pueden ser limpiados sin problema usando un limpiador multisuperficie, pero siempre de forma cuidadosa para que el trapo no levante el acabado. No te olvides de hacer una prueba primero en un lugar poco visible d ela superficie para evitar efectos no deseados.

Con esta guía sencilla ya sabés cómo desinfectar una cocina correctamente. Nunca más vas a dudar a la hora de manipular alimentos y vas a poder elaborar tus platos preferidos en un ambiente limpio e higiénico.

Cleanipedia recomienda:


Observá bien tu cocina antes de comenzar a limpiar, esto va a ayudarte a identificar las áreas más propensas a entrar en contacto con comida. Son ellas, justamente, las que además de limpieza requieren una desinfección. Te proponemos que leas esta guía para saber cómo desinfectar una cocina de forma eficaz.

 

Consejos útiles:


  • No caigas en la tentación de usar el mismo producto en todas las superficies. Algunos materiales no pueden ser limpiados con lavandina, por ejemplo. Organizá tus productos de limpieza antes de comenzar, así no te olvidás de ninguna superficie.
  • La contaminación cruzada puede poner en riesgo tu salud; es fundamental que limpies tu cocina siguiendo un orden. Podés empezar con los sectores que entran en contacto con comida y terminar con aquellos donde la higiene tiene una menor prioridad. De esta forma, la ropa y las esponjas no van a llevar gérmenes a otras áreas.
  • Prestá atención a cada una de las superficies que haya en tu cocina. Es común que nos olvidemos de las superficies verticales, como las puertas de las alacenas.