Aprendé cómo regar plantas y cómo hacer abono natural para plantas

Te enseñamos cómo regar plantas y cómo hacer abono natural para plantas de manera correcta y en simples pasos.

Actualizado

variedad de plantas en un balcón

A la mayoría de las personas les encantan las plantas, ya que decoran y dan vida a los hogares, y mejoran la calidad del aire. Sin embargo, muchas personas desisten de la idea de tener alguna en su casa por temor a no saber cómo mantenerlas o cuidarlas.

¡Te traemos la solución en este artículo! También, te vamos a enseñar trucos para que las plantas se mantengan regadas aun cuando estés de vacaciones.

Descubrí a continuación todo lo que tenés que saber para regar plantas correctamente, cómo hacer fertilizante casero líquido y hasta todo lo relacionado con el abono natural para plantas.

¿Cómo regar las plantas?

Aunque pareciera ser un tema sencillo, muchos de los problemas relacionados con la salud de una planta, se encuentran en este paso fundamental. Por eso, a continuación, te vamos a dar algunos trucos para regar las plantas.

  • Mantené la humedad:

Las plantas necesitan de un suelo húmedo para vivir. Aunque no está mal que de vez en cuando se rieguen recién cuando la tierra esté seca, ya que esto va a incentivar el crecimiento de las raíces.

  • Regá con poca frecuencia, pero en profundidad:

Es mejor regar las plantas con menos frecuencia, pero en profundad. Es decir, dejar que el agua llegue bien hasta las raíces de la planta.

  • Regá al atardecer o a primeras horas de la mañana:

Cuando la tierra está caliente por los rayos del sol, el agua se evapora con mayor rapidez, lo que puede provocar que el agua no sea suficiente para abastecer a las plantas.

  • Mantené las hojas secas:

No es recomendable mojar las hojas o pétalos de las plantas, aún mas cuando cae el sol. Si estas no se secan rápidamente, pueden llenarse de moho.

  • Aplicá regularmente agua según corresponda:

Uno de los trucos para regar las plantases que averigües qué planta tenés y cuáles son sus necesidades de agua. No es lo mismo, regar un cactus o una suculenta que cualquier otro tipo de plantas, la periodicidad con la que necesita agua es muy distinta.

  • Regá en partes iguales:

Regar las plantas siempre del mismo lado no es buena, ya que crecerán las raíces más de un lado que de otro. Tratá de regar alrededor de la planta y distribuirlo bien.

  • Evitá la acumulación de agua:

El exceso de agua saca el aire que llega a las raíces, esto hace que las raíces se ahoguen por no tener oxígeno.

  • Usá una tierra nutritiva:

Es importante que la tierra posea muchos minerales que le permitan a la planta absorber todos los nutrientes.

Cómo regar las plantas si te vas de vacaciones

Hay varios sistemas de riegos que podés crear con unos pocos elementos. Descubrí cómo regar plantas cuando te vayas de vacaciones, de esta manera:

Riego por goteo:

  • Conseguí una botella, llénala con agua y cerrala.
  • Hacé un orificio en la tapa
  • Enterrá la parte de la tapa en la tierra, y las gotas que caerán regarán la planta.

Riego por humedad:

  • Enrollá una cuerda de algodón, nylon o polyester en un palo y enterralo en la tierra.
  • Introducí el otro lado de la cuerda en un recipiente con agua. De este modo, la cuerda va a absorber el agua del recipiente manteniendo húmeda la tierra.

Ya tenés la información de cuándo se deben regar las plantas y de qué manera. También es importante saber cómo proveerles un suelo nutritivo. Te lo enseñamos a continuación:

¿Cómo hacer abono para plantas?

El abono casero para el crecimiento de las plantases fundamental ya que agrega muchos nutrientes e incrementa su fertilidad generando un suelo propicio.

Además, el abono orgánico casero es muy recomendable tanto por su bajo costo como por el beneficio que se genera con el reaprovechamiento de deshechos. A su vez, los abonos o fertilizantes sintéticos son perjudiciales para el medio ambiente.

Aunque se pueden tirar algunos residuos orgánicos directamente en la tierra, lo ideal para que estos se descompongan correctamente es seguir una serie de pasos:

  • Realizá agujeros en la superficie de un recipiente de aproximadamente un metro de profundidad.
  • Colocá dentro 4 dedos de tierra (o más según el contenedor).
  • Añadí los desechos orgánicos. Es importante que no sean desechos procedentes de ningún producto animal.
  • Tapá con más de tierra.
  • Remové cada dos semana utilizando una pala, llevando los restos que se encuentren en el fondo a la superficie y viceversa, así se airea el abono.

Para aprender más sobre cómo hacer abono casero, te recomendamos que leas nuestro artículo sobre cómo hacer un compost en casa.

Cuidar las plantas no es una tarea difícil, aunque hay que dedicarle un poco de tiempo, aún así, con los consejos que te dimos, podés tener tu jardín soñado. Y si tenés plantas adentro de tu casa, te aconsejamos que leas cómo cuidar las plantas de interior.

Publicado originalmente