Cómo limpiar ventanas en casa

Con los cuidados y los elementos adecuados, mantener tus ventanas limpias es muy sencillo. ¡Encontrá un montón de consejos útiles en este artículo!

5 de septiembre de 2019

lavado de ventanas cómo limpiar las ventanas de tu casa

Si limpiás las ventanas de tu casa varias veces al año, vas a poder disfrutar de la vista de tu casa, ya que los vidrios van a estar libres de polvo y suciedad. Aprender cómo limpiar ventanas no es difícil, siempre y cuando tengas todo lo necesario. Con estos consejos, vas a poder limpiar los vidrios y dejar tus ventanas impecables sin demasiado esfuerzo. ¡Aprovechalos!

El lavado de ventanas no es sólo para profesionales. El trabajo se facilita bastante cuando contamos con los elementos y métodos adecuados. Cif Vidrios es ideal para esta tarea. Te aconsejamos seguir las instrucciones en la etiqueta del envase, además de las recomendaciones de seguridad al usar una escalera. Se aconseja que una persona de confianza sostenga la escalera en uso.

Lavado de ventanas: kit de limpieza

Para dejar tus ventanas limpias y relucientes, tené a mano:

  • Guantes de goma.
  • Un balde grande.
  • Un escurridor (disponible en ferreterías): un limpiador de ventanas de estructura metálica y una fina lámina de goma.
  • Líquido para lavar ventanas: usá un producto apto para ventanas, ya que otros productos pueden dejar marcas.
  • Esponjas: existen unas esponjas con mangos especiales para facilitar la tarea de limpieza de múltiples ventanas.
  • Trapos para secar los vidrios de las ventanas cuando estén limpias.
limpieza de ventanas

Cómo limpiar ventanas: método paso a paso

  1. Tené a mano todo lo que vas a necesitar y ponete los guantes.
  2. Limpiá el interior de la ventana, ya que el exterior seguramente esté más sucio.
  3. Colocá toallas en el piso al lado de la ventana para no resbalarte.
  4. En un balde con agua tibia, agregá líquido exclusivo para limpiar vidrios (según se indique en las instrucciones del producto). La solución de limpieza debería ser bastante espumosa. Leé siempre todas las indicaciones y probá primero el producto en un área pequeña y oculta.
  5. Sumergí la esponja en el balde para que quede bien mojada y enjabonada.
  6. Refregá el vidrio moviendo la esponja en sentido vertical. No te olvides de fregar las esquinas.
  7. Presioná firmemente el escurridor sobre el vidrio desde las esquinas superiores de la ventana en forma horizontal de lado a lado. Limpiá con un trapo el escurridor en cada pasada para quitar la suciedad que arrastra.
  8. Usá un paño de limpieza de microfibra limpio y sin pelusas para limpiar el excedente de agua enjabonada.
  9. Repetí lo mismo del otro lado de la ventana.

Si necesitás información acerca de cómo limpiar marcos de aluminio de puertas y ventanas, podés leer información útil en este artículo.

Cómo limpiar vidrios de ventanas grandes

Para limpiar las ventanas grandes, vamos a necesitar lo siguiente:

  • Agua y detergente lavavajillas
  • Una esponja para cristales (es una esponja con un mango que se puede conseguir en las ferreterías)
  • Un escurridor de goma
  • Un paño limpio

El procedimiento es simple:mezclá en un balde agua y detergente lavavajillas hasta lograr una solución jabonosa. Sumergí la esponja en la solución y pasala por el vidrio hasta cubrir toda la superficie. Luego limpiá con el escurridor, limpiá el escurridor con un trapo húmedo y volvé a pasarlo por el vidrio. De esta manera, repetí por toda la superficie hasta sacar todos los restos de jabón. Nunca utilices paños que suelten pelusas, porque pueden ensuciar los vidrios. 

En el caso de las ventanas de exterior, es conveniente realizar una limpieza todas las semanas o cada 15 días, para evitar que se acumule el polvo y mantener el brillo de los cristales.

Cómo limpiar los vidrios de las ventanas: los mejores productos

La limpieza de las ventanas no tiene por qué ser difícil. Hay muchos productos que seguramente tenemos en casa, que nos van a ayudar a limpiar las ventanas y dejarlas como nuevas. Tomá nota:

  • Vinagre: el vinagre es ideal para limpiar las ventanas, porque elimina la suciedad y le da un brillo espectacular a los cristales. Mezclá en un balde 5 litros de agua y ½ litro de vinagre. Con esta mezcla, limpiá tus ventanas.
  • Alcohol: en el caso de los espejos o vidrios chicos, el alcohol es una buena solución. Humedecé un algodón con agua y colocá unas gotas de alcohol. Pasá el algodón por el vidrio y vas a ver cómo los cristales empiezan a brillar.
  • Quitamanchas: podés utilizar quitamanchas para la ropa diluido en agua. Poné la mezcla en un recipiente con rociador y utilizala para limpiar tus vidrios.
  • Jugo de limón: podés mezclar un poco de producto limpiavidrios con unas gotas de jugo de limón, para lograr un mayor brillo en la terminación.
  • Agua Caliente: el agua caliente arrastra la suciedad de cualquier superficie, es por eso que va a ser nuestra aliada en la limpieza de ventanas. Si limpiás con agua caliente vas a lograr mejores resultados y un mejor brillo para tus vidrios. 

Cómo limpiar vidrios de ventanas en altura: consejos y medidas de seguridad.

  • Para limpiar ventanas que estén a más de un piso de altura, seguramente sea mejor llamar a un profesional.
  • Si decidís limpiarlas vos, asegurate de que tu escalera esté bien firme antes de subirte y pedile a alguien de confianza que sostenga la escalera, por las dudas.
  • Si vas a lavar ventanas de difícil acceso, un cinturón para herramientas te puede ser muy útil, porque tenés todos los productos y elementos de limpieza bien a mano.
  • Siempre es mejor limpiar las ventanas lejos del sol directo, porque el sol hace que el agua se seque más rápido, y pueden quedar marcas.

Con los productos y limpiadores de ventanas indicados más una limpieza frecuente, tus ventanas se van a ver brillantes durante todo el año, y, si podés limpiarlas vos con estos tips, también va a ser súper fácil y económico. Recordá que siempre es importante desinfectar tus paños de limpieza. Si necesitás tips para limpiarlos, seguí este enlace.

  • Un escurridor
  • Producto para lavar ventanas o vidrios
  • Un cinturón para sostener los elementos y productos, especialmente para tener a mano al limpiar las ventanas más altas.