cómo funciona un lavavajillas
Limpieza de la cocina

Cómo funciona un lavavajillas

¿Te compraste un lavaplatos? Leé este artículo con consejos sobre cómo usar un lavavajillas eficientemente. Cuidá tus platos y tu máquina.

El lavavajillas nos ayuda muchísimo después de una comida en la que utilizamos muchísimos platos, vasos y cubiertos. Sin embargo, tenemos que saber qué productos usar y cómo configurar la máquina, dependiendo de los utensilios, vajillas y sartenes que necesitemos limpiar. Leé nuestra guía para saber cómo usar un lavavajillas y enterate de cuáles son los mejores métodos para mantener tus elementos de cocina más limpios e higiénicos.

¿Cómo funciona el lavavajillas?

Cuando estuviste horas y horas cocinando, lo único que querés hacer después es poner todo en el lavavajillas, sentarte y relajarte. Pero, aunque esto suene como el plan ideal, es fundamental que sepas primero cómo funciona un lavavajillas por dentro, para no terminar lavando a mano más tarde, perdiendo así las grandes ventajas que nos ofrecen estos electrodomésticos. Los lavavajillas están diseñados para expulsar agua, no elementos sólidos. Por eso, tienen un pequeño drenaje en su parte de abajo, simplemente para que el agua salga por ahí. Si este fuese más grande, podríamos perder en él cucharas o algún otro utensilio pequeño. Por otro lado, los restos de comida bloquean la salida del agua, haciendo que el rendimiento del electrodoméstico sea ineficaz.

Aunque te lleve algunos minutos, siempre quitá los restos de comida de tus platos antes de introducirlos en el lavavajillas. En definitiva, pensá que es mucho más “placentero” tener que quitarlos de ahí antes y no sacarlos más tarde del drenaje cuando ya estén podridos, ¿no?

Cómo usar un lavavajillas: qué podemos lavar y qué no

Los lavavajillas son muy seguros para casi cualquier utensilio de cocina, pero es importante recordar que no sólo usan agua caliente. También utilizan vapor para el proceso de secado. Por eso, cualquier material sensible al calentamiento debería ser lavado a mano para proteger su integridad. El uso de la bandeja superior del lavavajillas es clave. Al estar más alejada del fondo, donde están los calentadores, es ideal para colocar aquellos ítems más delicados. Nunca olvides chequear las recomendaciones de limpieza de cada utensilio; generalmente los fabricantes aclaran si son seguros para el lavavajillas o no.

Como regla general, nosotros te recomendamos que intentes lavar los siguientes ítems a mano:

  • Cristales: pueden ser resquebrajados por el calor del lavavajillas.
  • Hierro esmaltado: ya sean planchas o sartenes, su lavado a mano es altamente recomendable.
  • Cucharas de madera: la madera también puede resquebrajarse dentro del lavavajillas.
  • Contenedores plásticos: se pueden deformar o, incluso, derretirse.
  • Mamaderas: los lavavajillas no usan agua suficientemente caliente y, por lo tanto, no sirven para esterilizar.

Cómo funciona un lavavajillas: ¿qué detergente debo usar?

Todos sabemos que existen numerosos productos en el mercado para el lavavajillas. Sin embargo, una pregunta recurrente que nos solemos hacer es si podemos usar el mismo detergente que utilizamos cuando lavamos a mano o, incluso, el jabón que metemos en el lavarropas. La pregunta tiene sentido, ¿por qué tener dos productos cuando podríamos usar uno solo? La respuesta te puede sorprender. Quizá creas que el detergente para lavar a mano es más útil en este caso que el polvo para lavar la ropa, pero la verdad es que ninguno es apropiado para el lavavajillas. Los detergentes líquidos están diseñados para producir espuma; si lo echás en el lavavajillas, vas a terminar luchando en un mar de espuma para sacar tus platos de la máquina al final del ciclo de lavado.

Siempre usá productos especialmente diseñados para el lavavajillas, como Sun Polvo, y nunca elijas jabón para ropa en polvo o en barra. Recordá también que si usás productos que no están recomendados para el lavavajillas, corrés el riesgo de perder la garantía en caso de que la máquina se dañe. Lo mismo en caso de que necesites reemplazarla por otra.

Los lavavajillas son seguros, efectivos y, por sobre todo, nos hacen la vida más fácil. Con esta guía ya sabés cómo funciona el lavavajillas. Seguila teniendo en cuenta los tips que te proponemos y no vas a tener que volverte loco lavando una pila de platos y ollas pesadas. ¿No es genial?

Cleanipedia recomienda:


Cuando usamos un lavavajillas, tenemos que, en primer lugar, quitar cualquier resto de comida que haya quedado en los platos u ollas, y asegurarnos de sólo poner ítems que sean adecuados para este tipo de máquinas. Materiales como el cristal o el vidrio, por ejemplo, pueden dañarse si son lavados en el lavavajillas.

Consejos útiles:


  1. Usá productos especialmente diseñados para lavavajillas: las pastillas Sun para lavaplatos son una gran opción.
  2. Seguí las instrucciones del fabricante cada vez que uses un producto nuevo.
  3. Limpiá el lavavajillas regularmente para asegurar su funcionamiento efectivo.